El Perseverance tiene el mismo procesador que el primer iMac que presentó...

El Perseverance tiene el mismo procesador que el primer iMac que presentó Steve Jobs

El iMac G3 y el rover Perseverance comparten en mismo corazón, un procesador PowerPC.

Perseverance es el nuevo rover que la NASA acaba de llevar a Marte, una auténtica proeza creada con la mejor tecnología que tenemos, ¿o no? La NASA ha publicado un documento explicando las partes y la tecnología de su rover y resulta que el procesador que utiliza no es precisamente nuevo, está basado en los PowerPC 750 que llegaron al mercado en 1997 y Apple utilizó en su primer iMac.

perseverance imac G3
El Perseverance tiene el mismo procesador que el iMac G3

La presentación del iMac G3 fue una de las más importantes de la historia de Apple al ser el dispositivo con el que la compañía quería resurgir bajo la dirección, de nuevo, de Steve Jobs. La presentación de este iMac por parte de Jobs es una de las más recordadas por todos.

El procesador PowerPC 750 que utiliza el Perseverance es incluso más lento que el que usaba el iMac. El del rover de Marte llega hasta los 200 MHz, mientras que el del iMac alcanzaba los 233 MHz de velocidad.

iMac G3 colores
Los colores del iMac G3

¿Cómo es posible que la NASA utilice un procesador tan antiguo?

El problema de enviar cosas al espacio es que las condiciones no son las mismas que en la Tierra, por lo tanto solo se envían dispositivos que están sobradamente comprobados para funcionar de forma correcta bajo estas condiciones. Y un viaje a Marte no es precisamente fácil.

El procesador RAD750 basado en la arquitectura del PowerPC 750, aunque pueda parecer antiguo antiguo y, sobre todo, con una potencia muy inferior a la de los procesadores actuales, es un procesador preparado para soportar radiaciones extremas que puede encontrarse en el viaje y una vez en Marte.

procesador RAD750
Imagen del procesador RAD750 basado en la arquitectura del PowerPC 750

Se estima que el precio de uno de estos procesadores ronda los 300.000 dólares, por lo que no son nada baratos. De hecho puede que sea el procesador más caro del mundo, a pesar de tener una potencia muy inferior a la del iPhone que llevamos en el bolsillo.

Resulta muy curioso como con un procesador tan antiguo, el Perseverance es capaz de hacer todo lo que hace. Un procesador que Apple usaba en su iMac en 1998 ahora está en Marte descubriendo muchas cosas nuevas.