Apple demanda a un ex empleado por robar secretos de la compañía

Apple demanda a un ex empleado por robar secretos de la compañía

Este empleado de Apple filtró información detallada de futuros dispositivos.

Apple ha presentado hoy una demanda contra Simon Lancaster, un ex empleado que presuntamente utilizó su posición dentro de la empresa para robar «información confidencial y secretos comerciales de Apple» que después filtró a un periodista y se publicó en diferentes artículos. Mucha de esta información es del llamado por Apple «Proyecto X».

Apple logo
Logo de Apple en una Apple Store

No se ha desvelado el periodista con el que Lancaster tuvo relación y al que filtró información, pero las filtraciones se produjeron alrededor de octubre y noviembre de 2019, aunque parece que el contacto con este periodista comenzó el 29 de noviembre de 2018 a través de mensajes de texto, correos electrónicos y llamadas telefónicas.

Apple ha podido saber todo esto tras analizar los dispositivos que cedió a Lancaster durante el tiempo que trabajó en Apple, un puesto que ya no ocupa desde principios de noviembre de 2019.

tim cook escitorio
Tim Cook en su oficina

Demandado por filtrar futuros productos de Apple

No es la primera vez que Apple denuncia a un ex trabajador, igual que también ha habido denuncias al revés, de trabajadores a Apple, pero sí que puede ser la primera denuncia que está relacionada con filtraciones directas a medios de comunicación y periodistas.

Lancaster trabajó en Apple durante más de una década, y al parecer utilizó su antigüedad para asistir a reuniones internas y acceder a documentos que Apple dice que estaban «fuera del alcance de las responsabilidades de su trabajo». Los detalles que obtuvo fueron publicados en artículos de diferentes medios que «citaron una ‘fuente’ dentro de Apple».

«A pesar de más de una década de empleo en Apple, Lancaster abusó de su posición y confianza dentro de la empresa para difundir sistemáticamente información confidencial de secretos comerciales de Apple en un esfuerzo por obtener beneficios personales. Utilizó su antigüedad para obtener acceso a reuniones internas y documentos fuera del alcance de las responsabilidades de su trabajo que contienen los secretos comerciales de Apple, y proporcionó estos secretos comerciales a un periodista externo«.

El trabajo de Lancaster era evaluar materiales y crear prototipos para futuros dispositivos de Apple, por lo que podía tener acceso a mucha información. A cambio de esta información filtrada, Lancaster pidió favores al periodista con el que estaba en contacto, como hacer una buena publicidad de la startup en la que había invertido.

Tras abandonar Apple, la compañía inició una investigación interna de los dispositivos propiedad de Apple que Lancaster devolvió. Esta investigación es la que ha dado como resultado la demanda ya que según Apple, Lancaster descubrió «secretos comerciales específicos de Apple». Además, en su último día, Lancaster descargó un «número sustancial» de documentos confidenciales de Apple.

«La revisión forense de los dispositivos que Apple proporcionó a Lancaster para su trabajo en Apple muestra que Lancaster y el periodista se coordinaron para robar documentos específicos e información de productos de Apple. En numerosas ocasiones, el periodista había solicitado a Lancaster que obtuviera documentos e información específicos de secreto comercial de Apple. En múltiples ocasiones, Lancaster envió al periodista algunos de los materiales confidenciales solicitados utilizando dispositivos propiedad de Apple. En otras ocasiones, Lancaster se reunió con el corresponsal en persona para proporcionarle la información confidencial solicitada de Apple«.

Apple logo
Logo de Apple en un edificio

Apple asegura que la información que Lancaster compartió incluía detalles de «productos de hardware de Apple no presentados, cambios de especificaciones en productos de hardware existentes y futuros anuncios de productos».

Hay que recordar que cada empleado de Apple firma un «Acuerdo de Confidencialidad y Propiedad Intelectual» antes de ser contratado. Este documento prohíbe compartir información secreta, y además deben asistir a «entrenamientos de seguridad» y eventos de «Conducta Comercial» que están centrados en prevenir el robo de documentos secretos.

No se conoce el periodista que ha estado implicado ni que dispositivos filtró Lancaster, aunque AppleInsider, que ha filtrado la demanda, cree que está relacionado con los rumores sobre «Apple Glass» y los esfuerzos de realidad aumentada y virtual de Apple, o posiblemente los AirPods Max. Estamos muy acostumbrados a los rumores de Apple, pero las consecuencias pueden ser graves.