Cuando el Apple Watch se convierte en una adicción

Cuando el Apple Watch se convierte en una adicción

¡El Apple Watch tiene muchos beneficios, pero hay quienes deben usarlo con moderación!

Con razón o sin ella, es común que al menos una vez, la mayoría hayamos oído describir o hayamos descrito a alguien como adicto a su móvil o quizás ese alguien seamos nosotros mismos. Pero pocas veces, se ha escuchado que alguien sea adicto a su Apple Watch. Lo que no quiere decir, que no existan ese tipo de usuarios. O al menos, no son tan populares.

Apple Watch anillos
Cerrar los anillos del Apple Wath podría ser un hábito «peligroso»

De acuerdo con una publicación compartida por idropnews, la usuaria de Apple Watch, Gabrielle Ferrara publicó en el medio para el que escribe, The Mighty, la historia de cómo los retos del Apple Watch habían dejado de ser un impulso para monitorear su estado físico, para convertirse en una adicción nada saludable.

Hasta el Apple Watch tiene sus detractores

El Apple Watch utiliza un sistema basado en anillos para representar el progreso hacia su objetivo de ejercicio diario. Hay tres anillos: rojo para moverse, verde para ejercicio y azul para pararse. Desde la aplicación de salud de Apple hasta el servicio Fitness +, el énfasis siempre está en cerrar estos anillos.

Usuaria sosteniendo un Apple Watch
Gabrielle Ferrara ha compartido su adicción al Apple Watch

Para Ferrara, esta situación generó más estrés que beneficios. Como la mayoría de la gente, Ferrara amaba su Apple Watch, usándolo todo el tiempo durante más de dos años. Durante este tiempo, su alegría rápidamente se convirtió en un tormento a medida que la necesidad de cerrar sus anillos se apodera de su vida.

«Mi «droga preferida» estaba cerrando mis anillos. Sentía la vibración háptica en mi muñeca, proporcionándome el refuerzo positivo y la oleada de sustancias químicas felices que ansiaba. Finalmente me sentía valiosa cada vez que me involucraba en mi «adicción». Pero, al igual que una adicción a las drogas o al alcohol, el alivio fue temporal. Se desvanecería y tendría que volver a hacer los comportamientos. Y otra vez. Y otra vez.»

Ferrara finalmente llegó a un punto en el que su relación con su Apple Watch se volvió «insalubre, tóxica e insatisfactoria». En ese momento, se lo quitó y nunca más se lo volvió a poner. Desde entonces, ha emprendido el camino de la recuperación de la adicción al ejercicio.

Más allá de un aliado en el monitoreo y mejora de la actividad física, el Apple Watch ha salvado la vida de miles de usuarios, pero como todo exceso, también puede generar consecuencias negativas.