La garantía del iPhone y iPad será de 3 años en España

La garantía del iPhone y iPad será de 3 años en España

Una nueva normativa aumentará un año el periodo de garantía de los productos vendidos en España.

El Consejo de Ministros del Gobierno de España acaba de aprobar ampliar el plazo de garantía de los productos vendidos en el país un año, pasando de los dos años fijados hasta ahora a los 3 años obligatorios. Además, los fabricantes deberán disponer de piezas de recambio durante un periodo de 10 años, hasta ahora este plazo era de 5 años.

iPhone 12 blanco en mano
iPhone 12 en color blanco

Esta nueva norma está recogida dentro de un Real Decreto-ley y según el Ministerio de Consumo “da un paso más en la estrategia de economía circular” y también incluye nuevos derechos y garantías para los consumidores o usuarios, ante el auge del comercio online y los servicios digitales.

La garantía de los dispositivos y productos sube a 3 años

Esta nueva norma afectará a todos los dispositivos que se vendan en España, incluyendo todos los dispositivos de Apple por su puesto. El ministro Alberto Garzón ha detallado han optado por una regulación «urgente» en donde se incorporan las Directivas (UE) 2019/770 y 2019/771 al Texto Refundido de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios (TRLGDCU).

Los principales puntos de la nueva normativa española de los consumidores son los siguientes:

  • Ampliación del plazo de garantía de dos a tres años.
  • Aumento de tres a cinco años del plazo de prescripción para ejercer los derechos que el consumidor tiene cuando no está conforme.
  • Disponer de piezas de repuesto durante un mínimo de 10 años.
  • Durabilidad de un producto como un criterio objetivo: cuando un bien no tenga la durabilidad que la empresa y el consumidor hayan pactado a través del contrato de compra, el cliente podrá elegir entre la reparación o la sustitución del mismo.
  • Contenido digital: por primera vez quedarán recogidos los contratos en los que el usuario no paga dinero pero sí facilita sus datos personales a cambio del servicio.
  • Se incluyen como contenido digital los software intercambio de vídeos y audio, de alojamiento de archivos, tratamiento de textos o los juegos que ofrezcan contenido online, las redes sociales, el correo electrónico, los servicios de mensajería instantánea, los libros electrónicos y otras publicaciones electrónicas.
  • Los contenidos y servicios digitales deberán ofrecerse de manera inmediata: «el suministro no deberá requerir, en la mayoría de situaciones, ningún plazo adicional».
  • Las garantías comerciales que se incluyan en la publicidad prevalecerán a las de la declaración de garantía legal si son más beneficiosas para el consumidor.

El objetivo es aumentar la durabilidad de los productos y lograr patrones de consumo más sostenibles

Esta nueva normativa acaba de ser aprobada y se espera que entre en vigor próximamente. Todas las empresas que vendan bienes, dispositivos o productos electrónicos o digitales estarán sometidas a esta nueva norma recogida en la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios.