Apple colaboró con Adobe para que Flash fuera compatible con iOS, con...

Apple colaboró con Adobe para que Flash fuera compatible con iOS, con unos resultados mediocres

La historia de Adobe Flash parecía predestinada al fracaso.

Adobe Flash
Adobe Flash

Hace poco más de una década, Apple comenzó una cruzada contra Adobe Flash encabezada por el mismísimo Steve Jobs. Según mencionaba el, por aquel entonces, CEO de la compañía el lenguaje Flash estaba obsoleto y su historia había acabado.

De hecho, los dispositivos móviles de Apple no eran compatibles con Flash, por lo que los usuarios de iPhone y de iPad tenían que recurrir a aplicaciones de terceros para reproducir contenidos flash con el fin de ver vídeos, interacciones con contenidos web o jugar a juegos online, entre otros.

Finalmente, Apple le ganó la batalla a Adobe y, poco a poco, los contenidos Flash fueron desapareciendo lentamente de Internet. Sin embargo, hubo un tiempo en el que los dispositivos de Apple pudieron haber tenido compatibilidad con Adobe Flash alrededor del año 2008, la firma del logo de la manzana mordida estuvo realizando pruebas para mejorar Flash e introducirlo en el iPhone, pero no funcionó bien. Ahora ha salido más información sobre este tema.

Un ex ingeniero de software de Apple ha hablado sobre Adobe Flash

Scott Forstall
Scott Forstall junto a Steve Jobs en una presentación de Apple.

Aprovechando su última actuación hablando sobre la batalla judicial entre Apple y Epic Games, el antiguo director de ingeniería de software de Apple Scott Forstall ha querido revelar información adicional sobre qué sucedió con Apple y Adobe en el caso de la (in)compatibilidad de Flash con iPhone y iPad.

Según sus palabras, que hemos podido descubrir vía 9to5mac, Apple consideró permitir la entrada de Flash a iOS pero los resultados fueron «embarazadores».

Aunque a día de hoy pueda parecer una auténtica locura, Adobe Flash era una tecnología realmente importante en aquella época. Había nacido y crecido con los primeros pasos de Internet y estaba presente en un altísimo porcentaje de las páginas web que circulaban por la red. Pero, como tantas otras tecnologías de antaño, tenía sus defectos.

Steve Jobs supo ver estos defectos a tiempo, y decidió cortar por lo sano. Sabía que el futuro era HTML5 ya que ofrecía un mayor rendimiento y una mayor eficiencia en los dispositivos. Pero Scott Forstall ha asegurado que antes de desterrar Adobe Flash para siempre, la firma de Cupertino estuvo trabajando en el soporte de la tecnología en iOS.

Apple trabajó en su propia versión de la tecnología Flash para portarla a los dispositivos móviles, pero el rendimiento era horrible. Los resultados fueron un fracaso y habría sido ridículo implementar la tecnología en iPhone. Por ende, como consecuencia Adobe jamás pudo lanzar Flash en iOS.

«Nosotros intentamos hacer que Flash funcionase. Ayudamos a Adobe. Definitivamente estábamos interesados. De nuevo, esta era una ocasión en la que pensé que si podíamos ayudar a que funcionase, podría ser fantástico.»

Scott Forstall indicaba que la tecnología Flash de Adobe era un gran problema para Apple desde un principio por la forma en la que se integra en los sistemas. Era una auténtica pesadilla virulenta para Windows, e incluso para Mac.

«Cuando conseguimos ejecutar Flash en iOS, el rendimiento era simplemente abismal y embarazoso y jamás se iba a convertir en algo que añadiera valor para los consumidores.»

Tal y como mencionábamos previamente, Adobe Flash dejó de estar disponible en todos los navegadores web y en todos los sistemas operativos hace muchos años. Pero ha sido en este año 2021 cuando Adobe ha decidido discontinuar oficialmente esta tecnología que tantos quebradores de cabeza le ha dado a ingenieros y desarrolladores de software.

En cuanto a Scott Forstall, estuvo trabajando como director de ingenieros de software para Apple hasta el año 2012. Lideró el desarrollo de software para iPhone y iPad, y fue un activo muy importante para el exponencial crecimiento al que se vio sometido la compañía por aquel entonces. Tanto así, que será uno de los testigos en el juicio entre Apple y Epic Games sobre el caso de la retirada del juego Fortnite de la App Store debido a una posible práctica de monopolio anticompetitivo en la plataforma.