Compra un iPhone 12 Pro Max y le envían un azulejo… roto

    Lo que prometió ser un día feliz se convirtió en una pesadilla, recibió azulejos rotos en vez de un iPhone 12 Pro Max.

    Una mujer compró un iPhone 12 Pro Max en Reino Unido por nada menos que 1.099 libras esterlinas, unos 1.277 euros, y recibió un azulejo rojo dentro de la caja original el dispositivo de Apple. Una situación de lo más incómoda, especialmente cuando la compañía no te cree.

    caja de iPhone y azulejos
    En lugar de un iPhone 12 Pro max recibió azulejos rotos

    Todo parecía indicar que iba a ser un buen día para Olivia Parkinson, había pedido un iPhone de la operadora Virgin Media y se lo acababan de entregar. Sin embargo, al abrir la caja, Olivia se encontró con lo que parecían varios azulejos rotos y pegados.

    Tras quejarse y ver que no le hacían caso, recurrió a las redes sociales para mostrar su enfado e intentar conseguir una solución. Sin embargo la respuesta de la compañía fue que tenía que esperar entre 3 y 5 días para obtener una solución, eso sí, el dinero sí lo habrían cobrado.

    El caso de Olivia fue ganando repercusión y al fin consiguió que la operadora reconociera que había sido víctima de un fraude. Prometiendo devolver el dinero del dispositivo.

    Un portavoz de Virgin Media declaró: «Nuestra investigación encontró que Olivia fue víctima de un fraude, así que hemos cerrado la cuenta, cancelado el saldo pendiente y devolveremos todo el dinero que pagó».

    Sin embargo, Olivia no ha quedado nada contenta con el trato que el han dado, por lo que se ha cambiado de operadora y ha obtenido su preciado iPhone 12 Pro Max nuevo y en perfecto estado.

    Es común que algunos trabajadores de empresas de transporte se aprovechen de este tipo de situaciones. Probablemente el azulejo roto pesaba lo mismo que el iPhone 12 Pro Max y en algún momento se cambió la caja original con el iPhone 12 por la caja con el azulejo. Esta es una estrategia similar a la que usaron varios empleados de Amazon en Madrid, y por la que fueron detenidos.

    Lo más curioso es que no es la primera historia de este tipo con la que nos encontramos. Hace unas semanas un usuario recibió un yogurt en lugar de un iPhone de 1.500 euros, y otro recibió una enorme mesa con forma de iPhone. Afortunadamente, también hay veces que sucede el revés, y alguien que simplemente compraba manzanas puede llevarse un iPhone completamente gratis.