Los iPhone de 2023 tendrán el primer chip 5G diseñado por Apple

    Apple comenzaría a implementar sus propios módems 5G a partir del 2023.

    Una de las grandes ventajas que Apple siempre ha ofrecido es la perfecta combinación de hardware, software y servicios. Con ellos, la compañía construye un ecosistema de calidad, donde cada pieza es clave para asegurar una gran experiencia. Por ese motivo, se aseguran de que controlan tantos componentes como sea posible.

    5G Apple
    El 5G fue protagonista en la presentación del iPhone 12.

    El módem de los iPhone, la pieza que permite que estos se comuniquen con las redes móviles, ha sido uno de sus grandes desafíos. En los últimos años, han tenido que lidiar con una serie de batallas legales por ello. Concretamente, con Qualcomm, que finalmente terminaron en un acuerdo por el que esta última seguiría trabajando con Apple. Al menos, de forma temporal.

    Sin embargo, tarde o temprano llegaría el momento en que Apple intentaría andar sola. Al final, tienen la capacidad y los recursos para hacerlo. Por ello, pronto dejarán de depender de Qualcomm, e implantarán sus primeros módems 5G propios. Concretamente, según Ming-Chi Kuo, y como comparten en MacRumors, este proceso comenzaría «como pronto» en 2023.

    En dos años, se espera que Apple comience a implantar estos chips de diseño propio. Sin embargo, esto no implica que todos los productos lleven el nuevo chip automáticamente. Al igual que ocurre con los Mac ARM, se espera que haya un periodo de transición. Y durante un tiempo, los chips 5G de Apple deberían convivir con los de Qualcomm.

    5g en iPhone 12 pro
    La potencia del 5G en el iPhone 12 Pro.

    Esto permitirá que Apple pueda decidir el ritmo de mejora de los próximos módems, claves para el rendimiento y la eficiencia de los dispositivos. E igual que ha ocurrido con el chip M1, deberíamos esperar grandes resultados, al menos en lo que a conectividad se refiere. Todo ello, sin provocar nuevas batallas legales.

    Sin embargo, todo esto aún está por llegar, y los planes de Apple podrían cambiar en cualquier momento. En cualquier caso, lo que está claro es que Qualcomm debería ir preparándose para una vida sin Apple.