El Apple Car podría transformarse en un servicio de coches autónomos

El Apple Car podría transformarse en un servicio de coches autónomos

¡El Apple Car podría tomar otra dirección!

En los últimos meses se ha obtenido abundante información sobre el desarrollo del coche autónomo de Apple, quizás muchos más que en los últimos años. Los datos disponibles han confirmado el problema más importante de Apple a la hora de materializar su proyecto, como es la búsqueda de un fabricante. Ante este panorama, y el avance de Apple con el proyecto, expertos en la industria pronostican otra posible evolución del ambicioso proyecto.

Apple Car logo
El Apple Car podría ser un producto diferente al esperado

Los informes sugieren que el proyecto de automóvil puede culminar en algo diferente a un vehículo fabricado por la compañía. Y más bien el Apple Car puede transformarse en un servicio de coches autónomos, aprovechando la experiencia en diseño de software y chips de Apple para que la utilicen otros fabricantes.

Otro camino para el Apple Car

En declaraciones al Wall Street Journal, Peter Fintl, director de tecnología e innovación de Capgemini Engineering Germany, explicó que el movimiento de Apple en las cadenas de suministro de vehículos es notable.

«Hemos visto suficientes ecos en la cadena de suministro que sabemos que Apple realmente está investigando cada detalle de la ingeniería y la fabricación de automóviles. Pero nadie sabe si lo que crea Apple será un automóvil o una plataforma tecnológica o un servicio de movilidad.»

Apple Car
Apple podría cambiar los planes de su vehículo autónomo

Aunque Wall Street Journal asegura que «no hay indicios claros» de que Apple pretenda utilizar su filosofía de integración vertical para su proyecto de vehículos, no deja de valorar la viabilidad de esta posibilidad, tomando en cuenta el tortuoso proceso de construir las capacidades de fabricación, prueba y servicio que requeriría la fabricación del Apple Car.

El informe surge a partir del «retraso de Apple» para penetrar en la cadena de suministro como para revelar la naturaleza del automóvil en sí, que en teoría se espera revelar antes de esta década. Y concluye con el comentario: «es muy posible que Apple termine gastando miles de millones en intentos para desarrollar un coche eléctrico sin nunca lanzar un producto».