Las 5 veces en las que Steve Jobs se equivocó

    Steve Jobs no siempre acertó con sus decisiones dentro de Apple, repasamos 5 momentos en los que se equivocó.

    Todos recordamos a Steve Jobs como el genio detrás de productos icónicos que cambiaron el mundo como el iPhone, el iPod o el iPad, sin embargo el fundador de Apple no siempre acertó a lo largo de su vida. Hoy repasamos varios momentos en los que Steve Jobs se equivocó con sus decisiones o con sus declaraciones, son momentos menos recordados que los éxitos, pero que merece la pena conocer.

    Steve Jobs apple
    Steve Jobs en una keynote de Apple

    Power Mac G4 cube

    Un dispositivo llamado a liderar una nueva era en cuanto al diseño de los ordenadores, sin embargo estas expectativas no se cumplieron debido a su elevado precio. Cuando Jobs lo presentó, lo hizo con una idea: era un Mac que se situaba entre el iMac y el Power Mac G4. Un dispositivo para usuarios más avanzados que los que compraban el iMac, pero no tan profesionales como los que optaban por el Power Mac G4.

    Sin embargo, la extremada reducción de los componentes de este dispositivo y su diseño compacto hicieron que el Power Mac G4 cube costara 200 dólares más que el Power Mac G4. Es decir, aunque en términos de potencia y rendimiento se situaba entre el iMac y el Power Mac G4, en términos de precio era superior al mejor ordenador de Apple.

    Power Mac G4 Cube
    El Power Mac G4 Cube

    Apple intentó paliar las bajas ventas bajando el precio, sin embargo no fue suficiente. Un año después de su lanzamiento, Jobs emitió una nota de prensa en la que decía que el Power Mac G4 cube dejaba de fabricarse. Uno de los fracasos más sonados de Apple.

    La App Store

    Steve Jobs no quería que nadie pudiera desarrollar apps para el iPhone y estaba en contra de crear un SDK que pudieran utilizar los desarrolladores para acceder a determinadas funciones del iPhone. Jobs propuso las web-apps, aplicaciones a las que acceder desde internet sin necesitad de crear un software para crear aplicaciones ni una tienda.

    Sin embargo esto iba directamente en contra de uno de los principios de Apple y del propio Jobs: la experiencia de usuario. A los usuarios no les gustaban las web apps, no eran fáciles de entender y había que buscarlas en internet, donde también hay muchas otras cosas.

    Al final Jobs se dio cuenta y antes de finalizar el año 2007, en el que se presentó el iPhone original, aseguró que crearía una App Store y todo lo necesario para que los desarrolladores pudieran crear aplicaciones nativas para el iPhone.

    Ping

    «Algo así como si Facebook y Twitter conocieran a iTunes. Es una red social basada en la música«. Y también un auténtico fracaso. En esta red social podías seguir a tus artistas favoritos, dejar comentarios y compartir con tus contactos la música que más te gusta.

    Los motivos del fracaso fueron varios. Por un lado, la prometida integración con Facebook nunca llegó, y por otro los usuarios describieron que era difícil encontrar a sus artistas. Además, se crearon centenares de cuentas falsas que intentaban engañar a los usuarios.

    Ping
    Ping fue un fracaso

    Un desastre prácticamente desde su lanzamiento, que Apple canceló en solo 2 años. Aunque es cierto que parte de este funcionamiento de Ping está presente en Apple Music.

    «Lo estás cogiendo mal»

    El iPhone 4 revolucionó por completo el mercado y se convirtió en el primer superventas de Apple. Sin embargo, si sujetabas el iPhone 4 de una determinada forma, la cobertura del dispositivo disminuía considerablemente, esto es algo que sucedió especialmente en las primeras unidades.

    Cuando el llamado «antennagate» se hizo público, el primer paso de Apple y de Steve Jobs fue negarlo. El propio CEO de Apple apareció en una keynote de la compañía eludiendo cualquier responsabilidad de diseño y diciendo que eran los usuarios los que tenían la culpa, ya que estaban sujetando mal el iPhone 4.

    Finalmente Apple reconoció su error y compensó a los usuarios con una funda gratuita que evitaba este problema, o incluso pagando una compensación o pudiendo devolver el dispositivo sin problemas.

    El tamaño de las pantallas

    Jobs estaba convencido del tamaño que ellos habían elegido para las pantallas de sus dispositivos y no estaba dispuesto a cambiar las 3,5 pulgadas del iPhone ni las 9,7 pulgadas del iPad. Por mucho que otros ejecutivos de Apple le intentaran convencer de que un iPad mini con pantalla de unas 7 pulgadas o un iPhone más grande podía ser un éxito.

    Hasta que no murió Steve en el año 2011, Apple mantuvo esta idea. Sin embargo, en el año 2012 la compañía presentó tanto el iPad mini de 7,9 pulgadas como el iPhone 5 de 4 pulgadas. Aunque es cierto que Jobs estuvo presente en el desarrollo de estos dispositivos.

    Todos estos datos aparecen en el vídeo que te dejamos a continuación.