Es de no ser inteligente: roba un iPhone, se graba y la policía le encuentra

    ¡Otro robo de iPhone que no salió como esperaban!

    A lo largo de los años, muchas funciones de seguridad han servido de ayuda para evitar que los delincuentes se salgan con la suya a la hora de robar dispositivos con el logo de la manzana mordida. Sin embargo, y en un acto de no creer, esta vez ha sido el propio ladrón el que ha dejado todas las pistas necesarias para ser capturado después de robar un iPhone.

    iPhone 7
    Un adolescente roba un iPhone y deja vídeos con su rostro.

    Después de robar un iPhone 7, un ladrón usó el dispositivo para filmarse en varias escenas en las que claramente se reconocía su rostro. Después de una denuncia las autoridades de Londres, capturaron a un adolescente acusado de atacar a otro menor de edad y robarle varias pertenencias, entre ellas el iPhone.

    Otro robo de iPhone con final inesperado

    Según informes de la policía, Kairo Theophilus-Reid tenía 21 años cuando robó el dispositivo. Las investigaciones demostraron que el iPhone 7 pertenecía a otro adolescente. El iPhone fue robado luego de un altercado, el ladrón que estaba hambriento, así que fue a buscar algo para comer y, por razones desconocidas, decidió que era una buena idea filmarse a sí mismo en el proceso.

    Posteriormente, la policía arrestó a los hombres en los servicios de lectura mientras se dirigían hacia Londres. En el teléfono había un vídeo filmado la noche anterior que los mostraba en un restaurante de Swindon pocas horas después del robo. Al comprobar su responsabilidad en el hecho, Theophilus-Reid fue condenado a cumplir una condena de 18 meses y una orden para realizar 100 horas de trabajo no remunerado.

    Aunque el hecho fue cometido en 2019, ha sido recientemente cuando las autoridades han fijado una sentencia para este hecho que una vez más, ha privado un ladrón de dispositivos Apple de su libertad. Y es que, en los últimos años, los populares smartphone se han convertido en una tentación para delincuentes, quienes han planeado desde los robos más sencillos, hasta las estafas más increíbles para hacerse con estos.