No, el Snapdragon 888 Plus sigue sin alcanzar la potencia del A14 Bionic

    El Qualcomm Snapdragon 888 Plus sigue sin poder alcanzar la potencia del A14 Bionic.

    Desde hace años Apple lidera en cuanto a tecnología e innovación los procesadores móviles, con chips mucho más potentes que los de la competencia. De hecho son tan potentes que Apple ha decidido llevarlos al Mac. Ya sabíamos que el A14 Bionic de los iPhone 12 era superior al Qualcomm Snapdragon 888, pero ahora sabemos que la próxima generación de este procesador, el Snapdragon 888 Plus, seguirá por detrás.

    A14 Bionic
    Imagen del procesador A14 Bionic

    Qualcomm normalmente comienza el año lanzando su chip más potente de la serie 800 que utilizan la mayoría de los buques insignia de Android. Y después, a mediados de año, lanza una versión mejorada ‘Plus’ para los teléfonos que se lancen a partir de ese momento.

    Ese nuevo procesador es el Qualcomm Snapdragon 888 Plus, y ya se ha dejado ver por Geekbench, uno de los mejores test de rendimiento para procesadores que existen. Sin embargo, a pesar de ser una mejora, sigue sin poder alcanzar la potencia del procesador A14 Bionic de Apple.

    El A14 Bionic sigue encantado cabeza

    Una de las pocas formas de comprar la potencia de diferentes procesadores equipados en distintos dispositivos con sistemas operativos diferentes, es mediante este tipo de test. Uno de los más importantes es Geekbench 5, que nos muestra puntuaciones de los procesadores tanto en cuanto a la potencia de cada núcleo como la potencia total con todos los núcleos.

    Estas son las puntuaciones en Geekbench 5 de los dos procesadores móviles más potentes del mercado:

    • Puntuación del iPhone 12: 1608 puntos en un solo núcleo; 4164 puntos en multi-núcleo.
    • Puntuación del Snapdragon 888 Plus: 1171 puntos en un solo núcleo; 3704 puntos en multi-núcleo.

    Hay que tener en cuenta, además, que el chip A15 Bionic está a la vuelta de la esquina. Llegará con los iPhone 13 y supondrá, de nuevo, una mejora en cuanto a rendimiento y potencia. Por lo tanto, Apple volverá a superarse a sí misma, y se lo podrá más difícil a Qualcomm.