El G7 acuerda cambios en los impuestos y Apple se verá afectada

El G7 acuerda cambios en los impuestos y Apple se verá afectada

El G7 se pone de acuerdo y los impuestos a las grandes tecnológicas se repartirán entre todos los países donde operen.

Las grandes compañías multinacionales deberán pagar nuevos impuestos en todos los países en los que operen, tal y como ha desvelado la última reunión del G7. Entre estas compañías se incluye Apple, que en Europa se ha beneficiado de las leyes actuales que permitían declarar la mayoría de sus ingresos en el continente en Irlanda, uno de los países con los impuestos más bajos dentro de la Unión.

apple europa
Los impuestos en Europa van a cambiar

Se trata de una medida muy importante, y que el propio Tim Cook solicitó hace tiempo. El acuerdo fiscal del G7 obligará a Apple y a otras compañías multinacionales a pagar impuestos más altos sobre sus ventas en Europa y a pagarlos en cada país, aunque la situación no es tan grave como podía parecer.

¿Cómo es la nueva situación de los impuestos a las grandes empresas?

Antes de comentar las medidas, hay que analizar cómo funcionaba hasta ahora la declaración de impuestos de las grandes empresas tecnológicas en Europa. Al ser un mercado único con el libre tránsito de bienes y personas, Apple, y el resto, canalizaban todos sus beneficios hacia Irlanda, país con un impuesto de sociedades del 12,5%.

Esto hacía que el dinero que Apple pagaba en forma de impuestos en países como España, Francia o Alemania fuera inferior al que recogían los números y los beneficios generados en el propio país. Y esto ahora va a cambiar.

Apple Store con personas portada
¿Deberá cambiar Apple para siempre?

Según el acuerdo, los países establecerán una tasa mínima global del impuesto de sociedades del 15%, que las empresas deberán pagar en en todos aquellos países donde generen negocio. Es decir, se acabó lo de tributar sólo en los países en donde están sus sedes. Además, el G7 ha establecido que el porcentaje del impuesto será mayor, llegando al 20%, cuando el margen de beneficio de la empresa supere el 10% en ese país.

Este acuerdo significa que los impuestos locales que los países iban a imponer a estas compañías, la conocida como «tasa Google», no se aplicarán. Este impuesto era una medida para intentar paliar la situación de la que ahora se ha conseguido llegar a un acuerdo.

Se espera que el acuerdo se extienda a los países del G20 el próximo mes, aplicando estas mismas medidas en países como India y China. Aunque solo es un principio de acuerdo, se espera que todos los países aprueben estas medidas, aunque no hay plazos que establezcan cuándo entrarán en vigor por el momento.